20 de noviembre

En 1954 la Asamblea General recomendó (por medio de la resolución N° 836 IX) que todos los países instituyeran el Día Universal del Niño, fecha que se dedicaría a fomentar la fraternidad y a la comprensión entre los niños del mundo entero y se destinaría a actividades cuyo fin fuera promover el bienestar de los niños del mundo. La Asamblea sugirió a los gobiernos que celebraran el día en la fecha que cada uno de ellos estimara conveniente. El día 20 de noviembre marca la fecha en que la Asamblea aprobó la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989.

 

La Convención de 1989 no sólo implicó el reconocimiento de los derechos esenciales de los niños, sino que se además se convirtió en un documento imprescindible para su respeto y promoción. Es una herramienta eficaz que guía las políticas públicas y las leyes de todos los países del mundo.

Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer. Según el fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), más de 1000 millones de niños y niñas sufren una grave carencia de por lo menos uno de los bienes y servicios necesarios para sobrevivir, crecer y desarrollarse; 500 millones carecen de acceso a cualquier tipo de instalación de saneamiento; alrededor de 400 millones de niños y niñas no tienen acceso a agua potable; alrededor de un 13% de los niños y niñas de 7 a 18 años en los países en desarrollo no han acudido nunca a una escuela; y alrededor de 300 millones de niños y niñas se van hambrientos a la cama de todos los días.

Estos datos muestran claramente que es necesario seguir trabajando para que aquellos derechos consagrados en la Convención, sean una realidad para todos y cada uno de los niños y niñas del mundo.

 

 

1.763 Comentarios

Contesta

©2022 CLADH Centro Latinoamericano de Derechos Humanos

CONTACTANOS

Envíanos tu mensaje, lo responderemos a la brevedad...

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?