En el marco de uno de los grandes desafíos para las democracias modernas, el Centro Latinoamericano de Derechos Humanos brindó un aporte a la solución de la problemática de la pobreza, el hambre y la desnutrición infantil, uno de los grandes desafíos para la real vigencia de los derechos humanos.

El pasado 21 de junio de 2012, en el Colegio de Abogados y Procuradores de Mendoza se llevó a cabo la I Jornada sobre Pobreza y Derechos Humanos. En ella se escucharon las exposiciones de cuatro reconocidos disertantes que hicieron hincapié en la necesidad de encarar la pobreza no sólo como un asunto concerniente a la política, sino como un problema que involucra a todos los sectores sociales, y en particular, al Derecho.

Los abogados Ignacio de Casas e Ignacio Boulin coincidieron en considerar que la tarea a la que está llamado el jurista en la lucha contra el hambre y la pobreza, es brindar las herramientas para que la Política pueda cumplir mejor su función, siendo guía en la búsqueda de soluciones justas, atendiendo siempre a la igual dignidad de todas las personas, y sin dejar de dar respuestas a los reclamos concretos que puedan llegar ante los estrados judiciales.

Por su parte, tanto el Dr. Ángel Chueca Sancho (catedrático de la Universidad de Zaragoza, España), como el Dr. Abel Albino (fundador de la Cooperadora para la Nutrición Infantil, CONIN) expresaron desde sus experiencias e investigaciones personales, las nefastas consecuencias que en las sociedades produce la pobreza, el hambre y la exclusión, haciendo hincapié en los movimientos migratorios, y en la desnutrición infantil, como indicadores relevantes de tales realidades.

El CLADH se suma de este modo al debate público que paulatinamente se está instalando, relativo a la imperiosa necesidad de dar respuestas a quienes están padeciendo el flagelo del hambre en nuestro país.

Principalmente, porque quienes integramos esta organización, estamos convencidos de que –como afirma el Dr. Albino- la desnutrición infantil  genera debilidad mental, “la única que se puede prevenir, la única que se puede revertir, la única causada por el hombre”. Análogamente, el hambre y la pobreza extrema se pueden prevenir y se pueden revertir; y el Derecho de los derechos humanos no se encuentra ajeno a tal reclamo. El CLADH, de este modo, es pionero en la búsqueda de soluciones a los problemas sociales desde una óptica jurídica, esperando que con el correr del tiempo, sean muchos más quienes se sumen a esta gran tarea.

61 Comentarios

Contesta

©2022 CLADH Centro Latinoamericano de Derechos Humanos

CONTACTANOS

Envíanos tu mensaje, lo responderemos a la brevedad...

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?