10 de diciembre: Día Internacional de los Derechos Humanos

 Recordemos que la erradicación de la pobreza no es una cuestión de caridad sino de justicia”

António Guterres, Secretario General de la ONU

I. Día Internacional de los Derechos Humanos

Hoy, 10 de diciembre, se celebra el Día internacional de los Derechos Humanos y es una buena oportunidad para reflexionar sobre su efectivo cumplimiento.

 II. Candela, la historia que se repite

Candela está llorando porque María le sacó la pelota que ella había encontrado. Esta es la historia de Candela de 9 años y su familia. Una familia pobre que vive en una casita sin terminar y techo de plástico, no tienen ventanas y comparten todos la misma habitación. Candela va al colegio del pueblo que se encuentra a 8 kilómetros. Acompañada de sus dos hermanitos, Tomás de 4 y María de 6 años, recorren esa distancia caminando todos los días. Algunos días, especialmente los más crudos en el invierno, no pueden acudir por las condiciones climáticas. Con su mamá desempleada y su papá trabajando muy poco en la construcción, “sobreviven”. Por las noches, salvo contadas excepciones, se van a dormir sin cenar.  Esta situación, es una realidad cotidiana en los paises de America Latina.

III. La pobreza, una situación que aflige todos los continentes

La Organización de Naciones Unidas, en su definición de pobreza, sostiene que “la pobreza va más allá de la falta de ingresos y recursos para garantizar unos medios de vida sostenibles. La pobreza es un problema de derechos humanos. Entre las distintas manifestaciones de la pobreza figuran el hambre, la malnutrición, la falta de una vivienda digna y el acceso limitado a otros servicios básicos como la educación o la salud. También se encuentran la discriminación y la exclusión social, que incluye la ausencia de la participación de los pobres en la adopción de decisiones, especialmente de aquellas que les afectan”[1]

Más de 700 millones de personas viven en condiciones de pobreza extrema y luchan para satisfacer sus necesidades más básicas, como la salud, la educación y el acceso al agua y el saneamiento, por mencionar alguna[2].

Esta realidad ha llevado a que la Asamblea General de la ONU adopte entre los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) para el año 2030, la erradicación de la pobreza en todas sus formas y en todo el mundo.

La pobreza en sí misma es un problema de derechos humanos urgente y es causa y consecuencia de violaciones de los derechos humanos, pues se caracteriza por vulneraciones múltiples e interconexas de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, y las personas que viven en ella se ven expuestas regularmente a la denegación de su dignidad e igualdad. Reducir la pobreza y erradicarla es por tanto una obligación de todas las sociedades.[3]

La Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos,  en el informe “ Los principios rectores sobre la  Extrema Pobreza y los Derechos Humanos”, estableció una serie de requisitos que deben seguir los Estados en orden a combatir la pobreza: (i) adoptar una estrategia nacional integral para reducir la pobreza y la exclusión social, (ii) velar por que las políticas públicas otorguen la debida prioridad a las personas que viven en la extrema pobreza, (iii) garantizar que las instalaciones, los bienes y los servicios necesarios para el disfrute de los derechos humanos estén disponibles y sean accesibles, adaptables, asequibles y de buena calidad y, (iv) garantizar la coherencia de las políticas.[4]

A su vez, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en su informe sobre pobreza y derechos humanos en América, afirmó que los Estados tienen la obligación de adoptar pasos deliberados, concretos y orientados a cumplirlas para avanzar en la erradicación de la pobreza en América. Deben abordar la problemática de la pobreza desde un enfoque de derechos humanos, desarrollando estrategias para garantizar los derechos al trabajo digno, salud, alimentación, vivienda, y educación, garantizando el empoderamiento económico y social de las personas que viven en pobreza. Deben asimismo posibilitar la participación de las personas que viven en situación de pobreza, tomando en cuenta sus experiencias y perspectivas”[5].

IV. ¿ Una situación reversible?

El CLADH entiende que la pobreza genera múltiples violaciones a los derechos humanos. Es preciso dar respuestas a los enormes desafíos que plantean la pobreza, la desnutrición, la marginación, la exclusión social. La hora reclama respuestas creativas desde los derechos humanos.  Hacemos un llamamiento especial a todos los Estados y sus  dirigentes políticos, organizaciones de la sociedad civil, y a toda la comunidad para colaborar en pos de erradicar la pobreza en todas sus formas.

Desde el CLADH seguiremos trabajamos para transformar esos principios y declaraciones en realidad tangible.

#LuchaPorLosDDHH   #DíaInternacionaldelosDerechosHumanos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[1] Objetivo 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo. Disnible en https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/poverty/

[2] Fin de la pobreza: por qué es importante. Disponible en https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/wp-content/uploads/sites/3/2016/10/1_Spanish_Why_it_Matters.pdf

[3] Día Internacional para la erradicación de la pobreza. Disponible en http://www.un.org/es/events/povertyday/

[4] “Los principios rectores sobre la  Extrema Pobreza y los Derechos Humanos”, Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, disponible en https://www.ohchr.org/Documents/Publications/OHCHR_ExtremePovertyandHumanRights_SP.pdf

[5]  “Informe sobre pobreza y derechos humanos en América

CONTACTANOS

Envíanos tu mensaje, lo responderemos a la brevedad...

Enviando

©2019 CLADH Centro Latinoamericano de Derechos Humanos

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?